El secreto turbio detrás del éxito del club de nutrición de Herbalife

 

El ahora desaparecido logo del plan Club 100 de Herbalife
El ahora desaparecido logo del plan Club 100 de Herbalife

Resumen

Club 100 es un método comercial engañoso que convierte a los distribuidores de Herbalife y a sus familiares y amigos en consumidores forzados, aparentando ser un programa de capacitación para operadores de clubes de nutrición en comunidades hispanas de los Estados Unidos y de América Latina. Una investigación llevada a cabo en los Estados Unidos, México, Venezuela y Colombia descubrió que Club 100: 1) Crea legiones de consumidores falsos; 2) Exige carga de inventario; 3) Se apoya en un esquema de ganancias y efectos terapéuticos exagerados; y 4) Es posible que viole las normas de salario mínimo del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos. Herbalife establece que las visitas a sus clubes de nutrición demuestran que sus productos se venden a un significativo número de personas que no son distribuidores, una afirmación que ha ayudado a la compañía a defenderse contra acusaciones que indican que se trata de un esquema de reclutamiento sin fin. De hecho, Club 100 y otros programas de certificación similares revelan que mucho del consumo en los clubes de nutrición de Herbalife es promovido por personas que buscan ser elegibles para participar en una oportunidad comercial que es una mentira.

Índice

El Sorpresivo Éxito de los Clubs de Nutrición de Herbalife

Confianza en Programas de “Entremaniento” Engañosos

El Camino del Club 100 al Equipo del Presidente

Problema #1: Crea Legions de Consumidores Falsos

Asistir a “Clases”

Tours de Clubs de Nutrition

La Pasantía no Paga de Herbalife

La “Práctica” de Preparación de Merengadas

Como “Aprender” a Invitar a Clientes que Paguen

Reclutan Personas Para La Capacitación en Lugar de Vender a Los Clientes

¿Quién consume realmente? Resumamos

Cientos de Merengadas Consumidas Para Graduarse

Problema #2: Requiere Cargarse de Inventario

El Rédito de Convertirse en un Club con “25 o Más”

La Rutina de Revalidar la Calificación

Problema #3: Dependencia de Afirmaciones Exageradas Sobre Ganancias y Beneficios de Salud

“Engargolado”: el Truco de los Sobres Rojo y Verde

Suponer que la Empresa Siempre Crece al 10%

Mostrar las “Ganancias” Bajo Plástico Transparente

Curas Milagrosas Obligatorias

Problema #4: Posible Infracción de Normas de Salario Mínimo

¿QUÉ ESTÁ HACIENDO HERBALIFE EN RELACIÓN A CLUB 100?

Condición de Oficial Revocada Silenciosamente

Un Nombre Nuevo con Viejos Problemas: “Lo Mejor de lo Mejor”

Una Prueba en Línea Difícil de Desaprobar

Rellenando el Periodo de Espera con Capacitación

Sin Decirlo, Pero Dándolo a Entender

Conclusión: Estos no son Consumidores Reales

Videos de Clubes de Nutrición

 

El sorpresivo éxito de los clubes de nutrición de Herbalife

Antes de adentrarnos en cómo Club 100 engaña a las personas que desean ser comerciantes para que se conviertan en consumidores forzados, es importante considerar el papel crítico que los clubes de nutrición han desempaño en el resurgimiento de Herbalife.

Durante los últimos 10 años, Herbalife Ltd. (HLF) revirtió una caída de ventas que desencadenó en la muerte relacionada con drogas del carismático fundador de la compañía, Mark Hughes. Bajo el liderazgo del director general Michael Johnson, un ex ejecutivo de Walt Disney Company, Herbalife ha aumentado sus ventas minoristas en más de $7 mil millones. En 2013, Herbalife atribuyó su crecimiento en casi todos los principales mercados a la expansión de su modelo de club de nutrición.

Operados con salas de comedor y fachadas pequeñas, los clubes de nutrición de Herbalife sirven porciones individuales de los productos de la compañía. El concepto del club fue creado y popularizado en México donde, según los ejecutivos de Herbalife, los consumidores de bajos ingresos pudieron acceder a los productos de la compañía por primera vez porque el costo se convirtió en una tarifa de membresía del club de nutrición por solo unos pocos dólares por día. En los Estados Unidos, los hispanos y los inmigrantes indocumentados han adoptado el modelo de club de nutrición como una oportunidad de tener un pequeño negocio que creen puede ayudarlos a alcanzar el Sueño Americano.

Sin embargo, lograr el éxito de un club de nutrición es una posibilidad abrumadora por varios motivos, en especial por las limitaciones a la hora de atraer visitas y operar un club bajo las normas onerosas de Herbalife :

2

A pesar de estos obstáculos, los clubes de nutrición se han convertido no solo en el motor de éxito de Herbalife, sino también en una defensa fundamental en la campaña de la compañía para disipar acusaciones que lo describen como un esquema piramidal.

El 1 de mayo de 2012, David Einhorn, gerente de fondos de cobertura, reavivó estas acusaciones cuando se sumó a una teleconferencia sobre las ganancias del primer trimestre de Herbalife y preguntó sobre la existencia de clientes minoristas:

David Einhorn: “Tengo algunas preguntas para hacer. En primer lugar, ¿cuánto de las ventas que realizan en términos de ventas finales es vendido fuera de la red y cuánto es consumido dentro de la base de distribuidores?”

El presidente de Herbalife, Des Walsh, respondió a Einhorn que la compañía no hace un seguimiento de esas cifras. El precio de las acciones de la compañía se desplomó un 20%.

Si bien no se esforzó demasiado para volver a ganar la confianza de los inversores, Walsh estableció que los miembros del club de nutrición son prueba de la demanda de los productos de Herbalife por parte de los consumidores:

Des Walsh: “Es evidente que los clubes de nutrición han permitido por primera vez que seamos visibles para nuestros clientes. Por primera vez, hemos informado en esta teleconferencia el número de clubes comerciales de todo el mundo, que supera los 30.000, y esto nos ha dado visibilidad respecto de la gran cantidad de productos que se venden a los clientes en forma directa, y consideramos esto una tendencia en crecimiento en nuestra industria”.

Si bien las personas que visitan a diario los clubes de nutrición, donde pagan varios dólares para consumir un batido de proteinas de Fórmula Uno, un vaso de agua mezclado con concentrado de aloe y un te Herbalife, parecen consumidores, creemos que lo que los impulsa a visitar estos clubes son razones que poco tienen que ver con los productos.

Confianza en programas de “capacitación” engañosos

Creemos que estos “clientes” fieles visitan a diario los clubes de nutrición por lo que el presidente de Herbalife, Des Walsh, llama “capacitación sistematizada”. Herbalife ha afirmado que los programas de capacitación del club de nutrición han impulsado la expansión de su negocio en los mercados clave; sin embargo, no ha ofrecido muchos detalles sobre cómo funcionan los programas.

“En México, los métodos de capacitación estructurados que muchos distribuidores integran en sus negocios están generando un sólido volumen de crecimiento, duplicación de clubes y desarrollo de firmes líderes de distribución a lo largo del mercado”, estableció Walsh  durante una teleconferencia.

Creemos que estos programas de capacitación han permitido que Herbalife reclute personas con una menor inversión por adelantado. Antes de los clubes de nutrición, se les decía a las personas que realizaban la capacitación que si se tomaban el negocio con seriedad, se convertirían inmediatamente en supervisores, que son elegibles para recibir comisiones por las compras realizadas por personas en capacitación con menor jerarquía. Pero allí es donde está la trampa. Los distribuidores deben gastar varios miles de dólares en inventario para alcanzar la categoría de supervisor.

La capacitación sistematizada afirma que ofrece un camino definido hacia el mejor plan de marketing para aquellos que no cuentan con varios miles de dólares para invertir por adelantado – o que no tienen acceso a tarjetas de crédito para financiar la orden del supervisor. Bajo el modelo de club de nutrición, los distribuidores son “personas que realizan la capacitación” con una nueva imagen y demuestran su compromiso para crear su negocio de Herbalife al participar en un programa que obtiene pequeños pagos diarios en efectivo de las personas reclutadas y de sus familiares y amigos.

Estos programas de capacitación sistematizada florecen en comunidades donde sólidas redes son parte de la cultura. Las preocupaciones sobre la competencia son reemplazadas por la creencia de que la manera de alcanzar el éxito es luchar juntos.

Los grandes equipos de venta son considerados fuentes de fortaleza. Las reuniones atestadas de gente, en su mayoría representantes de ventas que operan en la misma ciudad e incluso en la misma comunidad, son razones para ser optimistas sobre el negocio.

El miembro mexicano de Chairman’s Club, Humberto Jaimes, dirige un programa de capacitación llamado Centro de Apoyo Tecamac que utiliza el siguiente lema: “Ten en claro que este negocio se hace en equipo”. 

En Queretaro, México, donde se creó el programa de capacitación de Club 100, el fundador Jorge Ruiz le dijo a un grupo de personas que realizaban una capacitación en Club 100:Les diré algo, Queretaro es probablemente una de las ciudades con mayor cantidad de clubes… en 2 o 3 cuadras encontrarán 10, 15, 17 clubes”.

Algunos pueden pensar que esto es una señal de advertencia. El sitio web delfiscal del estado de Michigan establece que:Cuando se investiga una oportunidad de marketing de varios niveles, uno debe preguntarse sobre la saturación del mercado y determinar los niveles de esa saturación en su área de distribución. Las compañías legítimas no tienen demasiados distribuidores en una misma área”.

Pero estos programas de “capacitación” están detrás del éxito de muchos de los principales responsables del plan de marketing de Herbalife. A la fecha, hemos vinculado a más de 20 miembros de Chairman’s Club con programas de capacitación sistematizada.

Haga clic aquí paraconocer estas relaciones en profundidad.

3

El camino de Club 100 que conduce al equipo de la presidencia

Uno de los programas de “capacitación sistematizada” más exitoso de Herbalife es “Club 100”. Fue creado en México por el miembro del equipo de la presidencia de Herbalife, Jorge Ruiz, y su esposa Esther Espinosa. Ruiz registró el nombre y el logo del plan de marketing en 2009, y desde ese momento el uso de Club 100 se ha expandido en toda América Latina y los Estados Unidos.

El papel de Club 100 en la expansión del mercado de los clubes de nutrición en los Estados Unidos es significativo. Identificamos a más de dos docenas de miembros del equipo de la presidencia de Herbalife que participan en Club 100. Haga clic aquí para ver las fotos en versiones más grandes e información de identificación.

4

En los Estados Unidos, Club 100 tiene como público objetivo a los inmigrantes con problemas financieros, aprovechando su frustración por no poder cumplir el Sueño Americano.

Un investigador encubierto grabó las siguientes declaraciones de un instructor en un evento de Club 100 en una importante ciudad de los Estados Unidos: “Amigos, tenemos una gran oportunidad de ganarles a todas esas personas que los vieron partir en busca del Sueño Americano, que los vieron marcharse con su equipaje, con su mochila, diciendo, este tipo se marcha a los Estados Unidos. Veamos qué trae de regreso. Veamos si es uno de los buenos. Veamos si es uno de los mejores.

En otro evento de capacitación, el miembro del equipo de la presidencia de Herbalife, Antonia Pastrana, advirtió a los distribuidores que Club 100 podía ser su última oportunidad: “Si lo hacen (el curso de certificación), obtendrán buenos resultados. Si lo abandonan, no sé cómo seguirán sus vidas, ¿hace cuánto tiempo están en este país? ¿10? ¿15? ¿20 años? Pasarán otros 15, 10 o 20 años   y continuarán en el mismo lugar. Porque si en los próximos 5 a 10 años no alcanzan lo que esperaban en este país, no lo  alcanzarán jamás”.

Los instructores de Club 100 describen al plan como un camino hacia el equipo de la presidencia del plan de marketing de Herbalife. El común denominador de miembros “activos” del equipo de la presidencia de los Estados Unidos recibió compensaciones de más de medio millón de dólares en 2011, según Herbalife.

Otro instructor en un evento de Club 100 explicó que: ” ‘El precio es bajo cuando las promesas son claras’, como decía mi profesor, ¿verdad? La promesa -­‐ lo que se les promete a las personas -­‐ es muy importante. Deben venderles la idea de que algún día llegarán a ser parte del equipo de la presidencia”.

A los distribuidores no solo se les promete que pueden llegar a ser parte del equipo de la presidencia si siguen el camino hacia el éxito definido por Club 100. También se les dice que este éxito mantendrá a sus hijos, nietos y bisnietos.

Un investigador encubierto que se inscribió en el programa de capacitación de Club 100 en los Estados Unidos dijo que:Después de que alcanzas $1000 por mes en regalías, tus hijos pueden heredar tu cheque después de que mueras.  Pueden pasarlo a sus hijos y así por tres generaciones”.

Club 100 ofrece el siguiente supuesto camino de progreso:

5

Grabamos la siguiente explicación en una capacitación de Club 100 en los Estados Unidos:Hoy, gracias a los clubes de nutrición, es mucho más fácil para nosotros vender la promesa de que algún día les sucederá lo mismo a ustedes. Para vender la promesa de que algún día pueden tener un club con 50, 75, 100 personas, además de ser parte del equipo de la presidencia… tenemos la herramienta necesaria, que es el club de nutrición. Y ahora tenemos el plan para que las personas no tengan que esforzarse. Herramienta + plan = equipo de la presidencia. Herramienta + plan = equipo de la presidencia. Así que aprovechen la herramienta y el plan”.

Mientras le hablaba a un grupo de “personas en capacitación” en Queretaro, México, a fines del año pasado, Jorge Ruiz hizo alusión al poder del sistema de Club 100: “La receta está tan bien diseñada y es tan deliciosa que debemos seguirla al pie de la letra”.

Si se observa más de cerca, esta “receta” revela que Club 100 está creado sobre una base de engaños.

Problema N.º 1: Crea legiones de consumidores falaces

Las personas que se unen a Club 100 comienzan inscribiéndose en un curso de certificación. Las personas reclutadas deben decidir si desean obtener la certificación mediante  una green card o una yellow card.

Los que optan por una green card tienen más flexibilidad respecto de cómo y cuándo completan los requisitos del curso. Las personas que tienen una yellow card deben seguir un horario laboral regular.

Un distribuidor de Club 100 en los Estados Unidos  informó a nuestro investigador encubierto que los distribuidores con yellow card deben trabajar con un horario regular en el club de un distribuidor de mayor jerarquía, con un solo día de descanso por semana, siendo el “jefe” quien determina ese día libre.

“Elegir una yellow card es la manera de que Herbalife sea una carrera”, dijo el miembro del equipo de la presidencia Esther Espinosa dijo a un grupo de personas que realizaban una capacitación en México: “Siempre nos gusta insistir en una opción, y en este caso es una tercera opción,  convertir esto en una carerra. ¿Cómo? Con el curso de certificación; hablaremos al respecto    a continuación. Quiero que recuerden esto: a este curso de certificación se puede acceder con una green card, o puede completar un programa de Club Master y obtener una yellow card”.

Una “persona que realizaba una capacitación” en Miami desarrolló la importancia de la yellow card para aquellos que esperan ganar mucho dinero con el programa. Dijo que la yellow card es para personas que se convertirán en un “maestro de maestros”. Incluso las personas con yellow card que comienzan la capacitación saben que la meta es avanzar hasta un punto donde capacitan a otras personas. Para los que se lo toman con seriedad, la “capacitación” es el verdadero negocio.

Para entender por qué esto es así, es necesario revisar cada paso del formulario de certificación de Club 100 [1] a continuación. Si bien las tareas se presentan como una oferta de experiencia de aprendizaje para las personas que realizan la capacitación, lo que realmente hacen es exigirles a ellas y a sus familiares y amigos que se conviertan en consumidores del producto.

Asistencia a las “clases”

Como parte del proceso de certificación, los distribuidores deben asistir a las clases. Estas clases se llevan a cabo varias veces por semana en un hotel o en un “gran club escuela” y los distribuidores deben pagar una tarifa para participar en cada clase. En estas clases, los instructores de Club 100 describen los supuestos beneficios de los productos y explican a las personas que realizan la capacitación cómo se han beneficiado financieramente al unirse a Herbalife. El material es muy repetitivo.

Los oradores invitados, que han alcanzado un nivel millonario como parte del equipo de presidencia del plan de marketing de Herbalife gracias a Club 100, a menudo viajan desde otras ciudades e incluso otros países para presentarse en estas clases.

6

Para satisfacer los requisitos de asistencia, los distribuidores deben participar de ocho clases, y obtendrán un sello en su formulario de certificación que confirma su asistencia.

No es de sorprender que la compra y el consumo de productos se presente a menudo como característica de las clases de capacitación. Es posible que los líderes de grupo incluyan el costo de un batido u otro refrigerio dentro de la tarifa de la clase. Otra alternativa es que rifen  productos entre los participantes para que participen

En la foto que aparece a continuación, se observa a los distribuidores preparando grandes cantidades de batidos para un evento de “capacitación” en Chile:

7Las personas en capacitación también deben ofrecer testimonios sobre los productos durante las clases. Describen cómo los productos de Herbalife los han beneficiado en forma personal para lograr sus metas de pérdida de peso, recuperación de energía, solución de impedimentos físicos, etc. Un líder de grupo debe firmar el formulario de certificación, indicando su aprobación del testimonio.

Además, las personas que realizan la capacitación deben ofrecer asistencia durante una ceremonia de “graduación” de Club 100 en la que las personas que completaron el programa de certificación reciben sus certificados y los operadores del club de nutrición Club 100 son reconocidos por lograr ciertos objetivos del plan de Club 100.

Visitas a clubes de nutrición 

Además de la asistencia a clases, los distribuidores deben completar varias tareas. Entre ellas, deben visitar clubes existentes . El formulario de certificación de Club 100 ofrece espacios para que los operadores de los clubes que visitan las personas que realizan la capacitación verifiquen su asistencia.

8

“Esto se llama ‘Visitas a clubes’ y es parte de su proceso de certificación”, nos informó un distribuidor de Colombia. “Les daremos una lista de clubes que deben visitar durante su proceso de capacitación”.

Durante las visitas a estos clubes, las personas que realizan la capacitación deben consumir productos y pagarlos, explicó el distribuidor: “Durante el proceso de certificación, los distribuidores deben visitar su club, y deben pagar por los consumos durante la capacitación”.

Para un observador casual, las personas que realizan la capacitación parecen ser consumidores o miembros del club reales. De hecho, las normas de Club 100 recomiendan a las personas que realizan las visitas que actúen como clientes. Encontramos normas sobre cómo actuar durante las visitas a clubes en un panel de mensajes de Internet de participantes de Club 100 en Venezuela: “Evite hablar con consumidores”, “Permanezca en silencio”, “Ceda el asiento a los consumidores”, “No ordene un producto o sabor específico”.

La pasantía no remunerada de Herbalife

Otros requisitos se completan como parte de una pasantía no remunerada de la persona que realiza la capacitación en el club de un distribuidor de mayor jerarquía. Como tarea de este puesto, los distribuidores preparan batidos, saludan a los clientes, entregan folletos y limpian.

Ante todo, las personas en capacitación que trabajan en el club de un distribuidor de mayor jerarquía deben consumir. Nuestro investigador encubierto, que se inscribió en la capacitación de Club 100, describió cómo se le solicitó que pagara y consumiera su batido, te y agua de aloe al comienzo de cada turno. Cuando le dijo a su superior que prefería consumir los productos al final del turno, la respuesta fue: “¿Cómo podemos servir el te sino lo hemos probado?”

La “práctica” de preparación de batidos

Como parte de la capacitación en el trabajo, los distribuidores aprenden a preparar batidos. Si bien es una tarea relativamente sencilla (combinar dos cucharadas de Fórmula Uno con agua en una licuadora y dos cubos de hielo (opcional), el proceso de aprendizaje es exhaustivo. A nuestor investigador encubierto se le informó que las personas que realizan la capacitación deben preparar por lo menos 100 batidos para garantizar que han dominado la técnica.

Más tarde, el investigador encubierto descubrió en una charla con otra persona de la capacitación que el requisito no acaba allí. Le preguntó a esta persona cuándo finalizaría el proceso de certificación. Esta persona le explicó que había tenido un “examen” de preparación de batidos en el que había demostrado que podía preparar determinado número de batidos en un período de tiempo específico. El investigador encubierto le preguntó por qué no había aprobado el examen de preparación de batidos aún, y su respuesta fue que debía conseguir que las personas consuman los batidos.

Así que además de perfeccionar el proceso de mezclar Formula Uno y agua en una licuadora, la persona que realiza la capacitación debe conseguir consumidores que paguen cada uno de los batidos para completar el requisito de preparación de batidos.

Una manera de encontrar a estos consumidores que paguen es invitar a familiares y amigos al club, explicó un distribuidor en Colombia: “Por supuesto usted y sus familiares deben pagar el costo de las comidas o batidos que consuman en el club escuela”.

Cómo “aprender” a invitar a clientes que paguen

Después de completar el requisito de preparación de batidos, las personas que realizan la capacitación aprenden cómo invitar a personas al club y cómo ofrecer información. Una vez más, la persona que domina el proceso de invitación, podrá demostrarlo si consigue un flujo regular de clientes que paguen.

Conseguimos un manual de capacitación de Club 100 que explica que se requiere un determinado número de consumidores que paguen para pasar al siguiente nivel: “Si no puede preparar 1 por hora (como mínimo una nueva compra cada hora), será muy difícil que usted crezca rápidamente en el club.

De esta manera: El grado N. º1 es alcanzar un mínimo de 1 consumidor por hora”.

A lo largo de todo el proceso, las personas que realizan la capacitación se encuentran sujetas a requisitos de certificación confusos e inconsistentes.

Nuestro investigador encubierto le preguntó a otra persona que realizaba la capacitación a cuántas clases más necesitaba asistir para completar su certificación. Le dijo que no sabía porque en cuanto finalizaba una serie de capacitaciones, comenzaba otra.

Reclutan personas para la capacitación en lugar de vender a los clientes

También se espera que las personas que realizan la capacitación de Club 100 consigan que determinado número de las personas que invitan al club de su superior se conviertan en miembros de ese club. Al momento de finalización del proceso de certificación, se espera que las personas que realizan la capacitación hayan reclutado a 10 miembros nuevos que asistan en forma regular al club de su superior. Se deben ingresar los nombres de estos miembros en el formulario de certificación.

9

No es de sorprender que se demore más de una semana en cumplir con este requisito. Un distribuifor de Club 100 en Caracas, Venezuela dijo que estuvo atascada casi tres meses en el proceso de certificación mientras intentaba conseguir 10 personas que asistan en forma regular al club de su superior para que consuman y paguen productos.

Las personas que realizan la capacitación no solo deben encontrar estos “clientes” fieles como condición para avanzar en el plan, sino que deben sentirse agradecidos de haber conseguido a los que probablemente son 10 familiares y amigos para el club de su superior. La co fundadora de Club 100 y miembro del equipo de presidencia de Herbalife, Esther Espinosa, explicó en una capacitación en Queretaro, México, en diciembre:Aprenderán cómo lograr que las personas vayan a su club, y uno de los requisitos que deben conseguir es que 10 personas vayan al club que los patrocina. Ese club abrió sus puertas para ustedes. ¿No es grandioso? Así que deben comenzar a trabajar, invitar a personas, y cuando consigan que 10 personas vayan al club, esto significará que ya no le temen a nada”.

También significa que un superior de la persona que realiza la capacitación se está beneficiando de las consumiciones forzadas, y las consumiciones forzadas son las que permiten que las personas avancen en el plan de marketing de Club 100.

¿Quién consume realmente? Resumamos

Para alcanzar la certificación, los distribuidores deben trabajar en los clubes de sus patrocinadores, donde se espera que paguen y consuman productos de Herbalife todos los días. Las personas que desean ser operadores de un club deben visitar clubes existentes, supuestamente para aprender de otros operadores de clubes pero también para pagar y consumir batidos.

Las personas que realizan la capacitación practican cómo preparar batidos e invitar personas al club de su superior. Invitan a familiares y amigos para que paguen los batidos, y eventualmente deben inscribir a 10 personas para que actúen como miembros regulares del club de un distribuidor superior antes de poder obtener su certificado.

Este proceso crea una muchedumbre de consumidores forzados:

10

Este consumo forzado sienta las bases para que más individuos sean reclutados en el grupo. Las posibles personas para reclutar, asombradas por las grandes cantidades de “consumidores” que ven en los clubes, y sin saber que muchos o todos esos “consumidores” son realmente operadores de clubes en capacitación, son convencidos para inscribirse en el programa de capacitación con la esperanza de abrir su propio club algún día.

Toda esta farsa genera dinero para solo unos pocos distribuidores de Herbalife y no lo hace exigiéndoles que vendan productos a consumidores de buena de, sino haciendo que las “personas que realizan la capacitación” y sus familiares y amigos gasten dinero en clubes operados por miembros de mayor jerarquía de Club 100.

Cientos de batidos consumidos para graduarse

¿Cuánto habrán gastado la persona en capacitación, sus familiares y amigos al momento que finalice el proceso de certificación?

Según nuestra investigación, estimamos que un distribuidor que desea completar el proceso de certificación consumiría o haría que otras personas consuman 644 batidos.

11

Suponiendo que cada persona que consume en un club de nutrición paga $5 por visita, una persona que realiza la capacitación y su círculo de familiares y amigos gastarían $3220 en las visitas a los clubes. Es aproximadamente la misma cantidad de dinero que un distribuidor gastaría para convertirse en supervisor.

Problema N.º 2: Se requiere carga de inventario

Una vez que el distribuidor completa todos los requisitos de certificación, se le permite abrir un club de nutrición para operar su propio negocio gracias al club de nutrición de otra persona. Su próximo objetivo es que 25 consumidores visiten su club todos los días.

Lo que importa es el volumen de productos, no los consumidores

A pesar del supuesto enfoque de Club 100 en los “consumidores”, lo que realmente le interesa es la cantidad de productos de Herbalife que se ordenan.

El miembro de Chairman’s Club de Herbalife, Edgar Balbas, lo explicó en un video de capacitación publicado en línea: “Y quiero aclarar nuevamente que estos no son los consumidores, sino el número de consumiciones que hay en su club. Porque si alguien consumió dos o tres veces ese día en su club de nutrición, se registraría como tres consumiciones y su nombre aparecería anotado tres veces”.

Los instructores de Club100 hablan mucho de “consumo”, pero lo que el sistema realmente requiere es demostrar un volumen de compra mínimo cada mes.Estos requisitos de carga de inventario son la clave para la permanencia de los distribuidores de Club100 en el sistema.

Balbas explicó la cantidad de compras de productos que se necesita en cada nivel del plan: Para un club con 25 es un volumen de 2500, eh, 2500 puntos en promedio. (…)Para el de 50 son 5000 puntos, el de 75 son 7500 puntos, y con 100 consumos , estaríamos hablando de 10.000 puntos de volumen personal en América Latina.

Es decir que la clave está en el volumen, no en la cantidad de consumidores distintos. Es revelador que muchos clubes de nutrición Club 100 exhiban su estatus mediante elaboradas presentaciones de contenedores vacíos. Pero esto no indica necesariamente que muchos consumidores visiten el club. Un club lleno de consumidores reales no necesitaría publicitar su éxito de este modo.Lo que estos contenedores vacíos demuestran es que el operador del club mueve volumen a través de él, aunque tal vez lo haga pagando de su bolsillo o con la ayuda de los aprendices y sus redes de amigos y familiares engatusados.

12

13
14

El rédito de convertirse en un club con “25o más”

Es importante alcanzar la meta de carga de inventario de “25o más”, porque en ese nivel el operador del club recibe una tarjeta roja que otorga importantes beneficios.

En el curso que dio en línea, Edgar Balbas insinuó esos beneficios: “Y cuando se alcanza un promedio semanal de 25, allí comenzamos a hablar de otras cuestiones interesantes. Como nos dijeron durante nuestra gira, cuando hacíamos algunas preguntas: “Te lo diré cuando llegues a25o más”.”

15Los operadores de club con tarjeta roja pueden pedir que su club sea incluido en la lista de clubes que los “aprendices” en gira están obligados a visitar.

Las reglas para que un club se incluya en la lista de destinos de visita se explican en un comentario en línea publicado en un foro que usan los miembros de Club100enVenezuela.El primer requisito es “tener un promedio de25o más por semana”.

Los distribuidores que obtienen la tarjeta roja se benefician con la captación de consumidores cautivos de Club100, en vez de nada más ser consumidores cautivos. A los poseedores de tarjeta roja se los considera “instructores”, y es allí donde está el dinero.

Según un distribuidor en Colombia: “Una vez que alcanzas las 25 comidas, puedes convertirte en un club escuela diario. Entonces otros irán a tu club a aprender y pagarán por lo que consuman.”

Las ventajas de ser instructor aumentan según la posición del operador del club en el plan de márketing.

A nuestro investigador encubierto le dijeron que una vez que el operador del club obtiene la calificación “50o más”, puede convertirse en “instructor” y tener en su club a otras personas que trabajan en pos de sus propias calificaciones. Pero hasta que el operador del club obtiene la calificación “50o más”, debe permitir que su superior más cercano en la jerarquía que tenga estatus “50o más” capacite a los miembros captados por él.

Dentro de Club100, cuantos más productos compre un operador de club, más “consumo” se canalizará hacia su club por medio del proceso de capacitación.

La rutina de revalidar la calificación

Por desgracia para el operador de club, la calificación para la tarjeta roja no se consigue de una vez para siempre.

A nuestro investigador encubierto le dijeron que una vez que un distribuidor llega a la condición de “25 o más”, tiene que revalidar la certificación para mantener los privilegios. Para ello, debe sumar diez “consumidores” a los que ya visitan su club. También le dijeron que este crecimiento era prueba de la solidez y el crecimiento del club.

Para revalidar la calificación,el distribuidor debe cumplir otra vez varios de los requisitos del formulario de certificación. Debe asistir a cierta cantidad de clases y ofrecer testimonios en esas clases.Pero esto incluye tanto hacer afirmaciones sobre el efecto de los productos en la salud como afirmaciones sobre los ingresos de su club.

Las reglas para revalidar la calificación están en una publicación en línea de Club100de Venezuela: “1)Completar todos los sellos en la licencia(8sellos de certificación,3sellos de sábado,1sello de graduación);2) Tener un crecimiento promedio de10clientes en relación con el último mes en que estuvo certificado.”

Un operador de club que no logre aumentar los pedidos a Herbalife por una cantidad que supone 10clientes adicionales perderá todos los beneficios de ser “instructor”.Esto implica que desaparecerán los aprendices en gira y los amigos y familiares de esos aprendices, además del efectivo que aportaban a través de su consumo diario cautivo.

16

 

Los que no logran revalidar también pierden el derecho a traer nuevos miembros prospectivos a las clases de Club100 y a las giras de captación (también llamadas giras de presentación) de los clubes con calificación “25o más”.Es decir que pierden acceso al apoyo de Club 100 para la captación de miembros.

Las reglas para los distribuidores venezolanos de Club100 están definidas en línea: “Gira de presentación: una gira breve de un día de duración en la que traes clientes potenciales para presentar el proyecto, y ellos visitan de tres a cinco clubes que aparezcan en la lista de esa semana.Esta gira es solamente para distribuidores con credencial verde que hayan estado en actividad menos de tres meses y distribuidores que tengan clubes de “25 o más” con credencial roja”.

Con las reglas de Club100, mantener la calificación es una rutina sin avance y cada vez más costosa.Pero Club100se las arregla para hacer que parezca un negocio con ganancias crecientes.

Problema #3:dependencia de afirmaciones exageradas sobre ganancias y beneficios de salud

Recordemos queClub100se anuncia como un método para llegar al equipo presidencial de Herbalife, donde los distribuidores pueden ganar cientos de miles de dólares al año.

Club100 también ofrece a los miembros prospectivos y a los “aprendices” novatos “pruebas” continuas de que los miembros actuales obtienen un aumento uniforme de sus ingresos conforme avanzan hacia el equipo presidencial.

“Engargolado”: el truco de los sobres rojo y verde

Esto se hace mediante numerosos formularios colectivamente denominados“engargolado” o “encarpetado”.Estos formularios obligan a los distribuidores a llevar registro de todo: “consumidores” diarios, cantidad de folletos que entregan,compras de inventario, “ganancias” mensuales.La información de cada hoja se traslada a la siguiente para crear un registro del avance del distribuidor.

El miembro del equipo presidencial del Club, Edgar Balbas, explicó: “Y básicamente, una de las cosas que me impactó muy positivamente de este plan,amigos,es que todos llevan un controlador (que en este plan se llama “encarpetado”)y,con total honestidad,la primera vez que oí ese nombre no me gustó.Y dije:“Lo voy a llamar controlador”.Pero entonces pensé: “¿Sabes qué?Lo llamaré encarpetado”.

Un elemento centraldel “encarpetado” implica separar el efectivo generado por el club en dos montones: uno que se usa para reemplazar productos y el otro descrito como “ganancias:.

El efectivo necesario para reemplazar productos va a un sobreROJOy el dinero que queda,o sea las “ganancias”, va a un sobre VERDE.

17

 

EdgarBalbas explicó: “¿Qué es el sobre rojo?El sobre rojo,amigo,no se puede tocar, porque es el costo [de los productos] y no es dinero tuyo.Ese dinero va aHerbalife; es dinero de la empresa, que debe usarse, obviamente, para la reposición de productos.”

Si un distribuidor consume productos o los usa para promociones,se espera que el operador del club coloque en el sobre ROJOla cantidad de dinero que se corresponda con el precio de venta minorista de esos productos.

Extracto de una capacitación en línea de Club 100: “Si compras 4000 puntos de producto, los consumes y no los pagas, los próximos tres meses no tendrás ningún capital ni productos. (…)Lo que tú consumes lo pagas tú.”

Y ciertamente a los distribuidores de Club100se los alienta a consumir: “Personalmente, me gusta pagar doble consumo», según dijo el instructor en el curso en línea.”

En una capacitación en línea, a los distribuidores se les dijo que tomaran el dinero que se acumula en el sobre ROJOy lo cambiaran rápidamente por productos de Herbalife: “¿Qué se hace con el sobre rojo? Tan pronto como tengas suficiente para pagar 100 puntos en productos, vas y compras 100 puntos en productos.”

El sobre VERDEes para el dinero que no va a Herbalife, y a los distribuidores se les dice, engañosamente, que vean este dinero como “ganancia” o “salario”.

Un instructor de Club100 explicó cómo ver el dinero del sobre VERDE: “Esa cantidad la pones en el sobre verde, y eso es tu salario.Tomas esos 16 dólares como si fuera cualquier otro trabajo”.

Pero inmediatamente agrega que el dinero del sobreVERDEse necesita para cubrir gastos de negocio: “¿Qué haces con el dinero del sobre verde, que es tu salario? Pagas la electricidad, comienzas a ahorrar para pagar la electricidad, pagas el agua, el teléfono, el club, todo”.

El miembro del equipo presidencial del Club, Edgar Balbas, ofreció la misma explicación: “Sabemos que(hay)clubes que necesitan comprar agua en botella; obviamente, tazas; hay clubes que usan sorbetes, hielo, todo eso (…) Con estos insumos, dicho de paso, el dinero para estos insumos sale del sobre verde, con eso se pagan todos estos insumos del club, ¿sí? Porque recuerden que el sobre rojo es exclusivamente para pedir productos a Herbalife; no se usa para nada más».

Los gastos no relacionados con productos desaparecen del sobre VERDE, pero no tienen ninguna incidencia sobre lo que al distribuidor se le presenta como ganancias de su emprendimiento.

Suponer que la empresa siempre crece al 10%

Del sobreVERDE sale otro gasto más, que es el costo de comprar más productos cada mes para revalidar la calificación: recuérdese que el operador de club debe demostrar que su club tiene 10 “consumidores” más cada mes.

El “encarpetado” o “engargolado” permite a los distribuidores crear la apariencia de que tienen más consumidores, aun cuando estos no se materialicen. Esto es así porque se les dice a los distribuidores que tomen el 10% del dinero del sobre VERDE y lo trasladen al sobre ROJO cada vez que hagan un pedido a Herbalife.

Edgar Balbas explicó: “Específicamente, de aquí, del sobre verde,de tus ganancias,vas a tomar el 10% y lo pondrás aquí, en “incremento”. ¿Para qué? Porque con esto queremos lograr que tu inventario,independientemente de lo que tengas al comenzar (supongamos, 500 o 1000 puntos), con esto, amigos pueden llegar a lo que vimos en esos clubes de nutrición con inventarios semanales de 3, 4, 5 mil puntos de volumen, con este principio del 10por ciento”.

Con el sistema del engargolado, está garantizado que el sobre ROJO crezca. Mientras los distribuidores sigan comprando más producto cada semana y lo vendan a precio minorista o compensen ellos mismos la diferencia,el contenido del sobre ROJO siempre aumenta.El contenido del sobre VERDE es otra cuestión.

Mostrar las “ganancias” bajo plástico transparente

Sin embargo,el sobre VERDEy su presunto contenido se convierte en una de las herramientas más importantes del operador del club para captar nuevos miembros, conforme el “beneficio” minorista de la actividad del club se traslada a la hoja de ganancias para determinar el beneficio general del operador. Edgar Balbas explicó: “La primera hoja del encarpetado es de plástico transparente y es súper importante que sea así, transparente, porque al final, eh, aquí está el resumen mensual de ganancias. (…)El hecho de que se pueda ver a través lo convierte en una herramienta de captación muy importante cuando el club empieza a tener éxito”

Esta “herramienta de captación” se proyecta en una pantalla cuando el operador del club ofrece sus testimonios obligatorios en clase. También es común que se exhiba en el club del distribuidor.

Si el operador del club juega según las reglas de Club100, tendrá una buena historia que contar. Comprará más productos cada semana; supondrá que todos los productos consumidos se pagaron al precio minorista total o si no, agregará dinero de su bolsillo al sobre.Cubrirá el costo de las promociones o regalos de productos, y cuando informe sus ganancias, no tendrá en cuenta los gastos no relacionados con la compra de producto.

El resultado es un grupo de operadores de clubes de nutrición que pueden alardear de obtener “beneficios” cada vez mayores, sin importar la realidad.

Curas milagrosas obligatorias

Los operadores de club no sólo deben dar testimonio de sus ingresos, sino también del impacto de los productos de Herbalifes obre su salud.

Esther Espinosa explicó que el aprendiz debe mejorar siempre su historia: Debes estar siempre activo y actualizado, y agregar siempre detalles nuevos acerca del producto, tanto como puedas, y también sobre el negocio.Lo primero es crear una historia realmente buena sobre el club, ¿sí? Algo más eficaz”.

Nuestro investigador encubierto advirtió muchos casos de distribuidores que promocionaban los productos con afirmaciones de efectos sobre la salud que no tienen ningún respaldo.Por ejemplo, un distribuidor le dijo al investigador que Snack Defense ayuda a combatir la diabetes porque interactúa con el páncreas y que Niteworks previene la muerte por ataque cardíaco.

En un segmento de ABC Nightline titulado “Atrapado en cámara: ¿puede Herbalife curar un tumor cerebral?”, se ve a numerosos distribuidores de Herbalife exagerando los beneficios de los productos de Herbalife.

Estas exageraciones no son sorprendentes, visto que los participantes de los “programas de capacitación” están bajo presión continua de cumplir los requisitos de certificación, y que estos testimonios son precisamente eso: un requisito para el avance.

Problema #4: posible infracción de normas de salario mínimo

Además de engatusar a sus participantes para convertirlos en los verdaderos consumidores de productos de Herbalife, es posible que Club100esté en infracción de la legislación laboral.El Departamento de Trabajo de los Estados Unidos advierte que las pasantías y los programas de capacitación pueden crear una relación empleador/empleado, y que los empleadores están obligados a pagar el salario mínimo.

Entre los criterios que deben cumplirse para que una pasantía sea legítima está que la capacitación sea “similar a la capacitación que se daría en un entorno educativo” y que la pasantía sea “para beneficio del pasante”. La parte que ofrece la capacitación no debe obtener ningún beneficio inmediato de las actividades del pasante y puede incluso que sean un obstáculo para sus operaciones en la práctica.

Los operadores de Club 100 pueden haber creado una apariencia mínima de “entorno educativo” porque toman “pruebas” y organizan ceremonias de “graduación”.

Pero difícilmente pueda alegarse que el programa de capacitación de Club100 sea para el beneficio del pasante o aprendiz, en vez del distribuidor situado por encima de él en la jerarquía. Este no sólo consigue trabajadores para dotar de personal a su club de nutrición sin costo alguno, sino que estos trabajadores pagan por consumir sus productos y traen al club a sus amigos y familiares, que también pagarán por sus productos.

En julio de 2013, Herbalife recomendó a los distribuidor estener en cuenta que los programas de capacitación de los clubes de nutrición podían constituir una violación de la legislación laboral, pero no individualizó ningún programa por su nombre.

Entre los ejemplos de conducta inadecuada que citó, Herbalife señaló que los aprendices no podían dedicar más de dos horas a aprender ninguna tarea en particular.Como ya se indicó en este informe, a algunos aprendices se les pide hallar personas que paguen y consuman 100batidos, una tarea cuya compleción puede demandar meses, si es que se llega a completar.

Herbalife también advirtió: “No permitan que el aprendiz limpie las instalaciones del club o ayude a limpiarlas, como así tampoco ninguno de los equipos (batidoras,utensilios)usados para hacer los batidos; la única excepción es limpiar lo que ensucien los propios miembros del club del aprendiz”.

Nuestro investigador encubierto pasó varios meses capacitándose en un club de nutrición de Club100 e informó que tuvo que hacer limpieza en casi todos los turnos en los que trabajó: limpiar mesas, vaciar cestos y sacar la basura, barrer el piso, limpiar el baño, etc.

¿QUÉ ESTÁ HACIENDO HERBALIFE EN RELACIÓN A CLUB 100?

En 2012, con cierta jactancia, Herbalife presentaba a Club 100 como un método comercial oficial.La empresa adoptó el nombre Club 100 como un tipo de club en su formulario de inscripción para el Club de Nutrición de 2012.

18

Formulario de notificación del club de nutrición de los EEUU

Información del operador principal del club de nutrición

Apellid
Nombre
ID del principal distribuidor
Nivel de equipo
País
Dirección del club
Suite N#
Ciudad
Estado

Tipo de club – Residencial o no residencial
Tradicional
Multi club central

Condición de oficial revocada silenciosamente

En diciembre del 2012, en una extraña mención de Club 100, un analista de SunTrust escribió que el programa era “facilitador de la llave” al éxito de Herbalife en México y predijo que su programa de “mejores prácticas” impulsaría el crecimiento de las ventas en EE. UU.

Luego, en 2013, realizando un intenso análisis minucioso de sus prácticas comerciales, Herbalife sacó a Club 100 del formulario de inscripción al Club de Nutrición:

En diciembre de 2013, el sitio web de Club 100 de Jorge Ruiz desapareció.

19Un nombre nuevo con viejos problemas: “Lo mejor de lo mejor”

A fines de 2013, Herbalife le pidió a los distribuidores más destacados que usaban Club 100 que cambiaran el nombre. Los volantes que publicitaban los Seminarios de Capacitación para el Éxito de fines de 2013 llevaban el nombre de Club 100 y el nuevo nombre del programa “Lo mejor de lo mejor”.

Un miembro del equipo presidencial explicó el cambio a nuestro investigador encubierto diciendo que Herbalife había decidido cambiar el nombre porque algunos operadores del club estaban celosos de ciertos clubes que lograban el nivel “100 o más”, por lo que optaron por adoptar un nombre más inclusivo.

Aparentemente solo había cambiado el nombre.

El 31 de enero de 2014, entrevistamos a una distribuidora de Miami que quería recibir el certificado del programa “Lo mejor de lo mejor” después de perder su trabajo en una concesión de un aeropuerto.Además de visitar y consumir en Clubes de Nutrición, dijo que estaba asistiendo a clases tres veces por semana.

El formulario de certificación que nos mostró era increíblemente parecido al formulario de Club 100, con secciones para registrar las visitas, preparación de batidos, invitaciones, etc. Este mismo formulario apareció en una presentación en el evento Extravaganza Latina a cargo del cofundador de Club 100 Jorge Ruiz sobre cómo operar un Club de Nutrición.

La traducción de la reserva que figura al final del formulario de “Lo mejor de lo mejor” expresa:”Hoja de trabajo para la Capacitación en el Club de Nutrición que ayuda a asegurar que los nuevos operadores del Club de Nutrición reciban la capacitación adecuada para el éxito de su propio Club de Nutrición.Utilice esta hoja de trabajo para llevar el control de asistencia a cada etapa de la capacitación teórico práctica.La capacitación completa dura 30 días, o bien, puede avanzar al ritmo que le quede más cómodo.Antes de firmar un contrato con el fin de abrir un Club de Nutrición no residencial, se debe esperar 90 días una vez que Herbalife aprueba su Solicitud y Acuerdo de Membresía.

Esta reserva parece intencionalmente imprecisa en cuanto a si el proceso es obligatorio u opcional.La aprendiz que entrevistamos en Miami dijo que los distribuidores no tenían permitido abrir un club “Lo mejor de lo mejor” hasta completar todos los pasos.En otras palabras, el protocolo seguía siendo el mismo que se usaba en Club 100.

Las declaraciones realizadas por Antonia Pastrana, miembro del equipo presidencial, en un evento de Club 100 a principios de este año demuestran que el tono de engaño no ha cambiado: “Aquí es donde les enseñamos a tener seguridad financiera.¿Qué es seguridad financiera? Bueno, quizá en estos momentos, se acuestan y no pueden dormir porque les preocupa cómo pagar el coche. Les preocupa que llegue la fecha de vencimiento de pago del alquiler y no llegan con el dinero. Les preocupa que sus hijos necesiten calzado y no lo pueden comprar. Sienten ansiedad… Bueno amigos, haciendo lo Mejor delo mejor, haciendo este trabajo que hacemos, vana tener seguridad financiera, y cuando lleguen las boletas no les importará. Cuando tengan que pagarlas, tendrán el dinero para eso”.

Una prueba en línea difícil de desaprobar

A fines del 2013, Herbalife anunció su propio programa de certificación oficial para operadores del Club de Nutrición.El anuncio no hacía referencia a los programas ya existentes, como Club 100 o Lo mejor de lo mejor.

Según las reglas nuevas, el distribuidor ahora debe esperar después de registrarse en Herbalife para poder abrir un Club de Nutrición comercial. El distribuidor también debe aprobar un breve examen en línea de selección entre opciones en relación a las reglas del Club de Nutrición. Cuando se responde de forma incorrecta, aparece una explicación de la respuesta correcta y la prueba se puede realizar las veces que sean necesarias para aprobarla.Una vez completada la prueba, el distribuidor imprime un certificado como este:

20

Muchos distribuidores comprometidos con Club 100 han publicado sus certificados oficiales de operadores de Club de Nutrición de Herbalife en Facebook desde principios de año. Sin embargo, aún no hemos visto a nadie revelar que este sea el único certificado requerido para abrir un club.

Rellenando el periodo de espera con capacitación

En efecto, parece que los distribuidores de mayor nivel están aprovechando el nuevo periodo de espera implementado para exigir 90 días de capacitación para quienes esperan abrir un club.

Nuestro investigador encubierto le preguntó a un miembro del equipo presidencial sobre el proceso para abrir un club, a lo cual respondió: “Herbalife tiene un conjunto de reglas que dictaminan que se debe completar una capacitación de tres meses.”

Distribuidores de Puerto Rico también nos dijeron que ahora se exigen tres meses de capacitación para obtener la certificación. Un distribuidor de la sección Las Cumbres en San Juan nos mostró un documento que enumeraba los requisitos que el aspirante a operador de club debe cumplir durante el periodo de espera/capacitación. Además de asistir a clases y aprender a hacer batidos, los distribuidores del grupo también deben convertirse en supervisores —una evidente contradicción de las declaraciones de Herbalife de que cualquier distribuidor puede abrir un club después del periodo de espera pertinente y correcta aprobación de la prueba en línea.

Sin decirlo, pero dándolo a entender

Mientras tanto, Herbalife no está dando pasos factibles que restrinjan el crecimiento de Club 100.De hecho, la empresa sigue —sin decirlo, pero dándolo a entender— apoyando y aceptando los métodos de Club 100.

Herbalife presentó un diagrama que se parece al plan de marketing de Club 100, y lo denomina “Modelo de consumo”. El mismo refleja el gráfico de Club 100 para medir el éxito por medio de “consumidores diarios” y la creación de clubes en línea descendiente.

21

Herbalife sigue promocionando el éxito de Jorge Ruiz y Ester Espinosa, los fundadores de Club 100.La pareja es oradora destacada frecuente en los eventos, incluso en la Extravaganza de septiembre de 2013 de Herbalife en Rusia.

En efecto, Espinosa dijo ante aprendices de México el año pasado que el Club 100 era imparable: “En Perú, ya hay un Club 100, ¿verdad? Ya hay una persona allí que tiene 100 consumidores en Perú, ¡así que imaginen eso! Es realmente emocionante, nos estremece y complace, y decimos ¡caramba!, esto es una locura; es como una bola de nieve. ¿Quién se atrevería a pararla? Nadie, porque la rompería; solo seguirá rodando y nadie puede detenerla. Nadie”.

Conclusión: Estos no son consumidores reales

“Todos nuestros analistas de Wall Street han estado en clubes de EE. UU. y, en algunos casos, México, Brasil o incluso Rusia, y pueden dar fe de que hay más clientes disfrutando de los productos de Herbalife con más regularidad que nunca.”

 

—Michael Johnson, CEO de Herbalife, hablando el 31 de julio de 2012 llamada sobre ganancias (transcripción sólo está disponible en Inglés)

 

Los esquemas de pirámide son obvios cuando hay muchas personas en la base en busca de la oportunidad. Club 100 y otros programas de certificación como este convierten una oportunidad de negocio saturada de buscadores de oportunidades en lo que parece un negocio con muchos clientes reales.

Herbalife hará creer a los analistas (y reguladores) que la mayoría de sus distribuidores son solo consumidores con descuento. Para deshacerse de este punto, ahora Herbalife denomina “miembros” 3 a los distribuidores. En otras palabras, los miembros de Herbalife pagan una cuota de registro solo para obtener precios mayoristas para su propio consumo, de la misma manera en que los participantes se unen a los clubes de compradores como Costco.

Pero cuando un aprendiz consume un batido obligatorio al comienzo de cada turno, ¿se trata de precio minorista?Cuando un distribuidor vende 100 batidos a familiares, pues todos están tratando de asegurarse un mejor futuro financiero para la familia, ¿son esos precios minoristas?

El director ejecutivo de Herbalife Michael Johnson les dijo a los inversores durante una llamada de ganancias que los clientes de los Clubes de Nutrición son increíblemente fieles: “En respuesta a una encuesta de los miembros del Club de Nutrición de EE. UU., casi el 60 % declaró que asistía a un club de nutrición todos los días, casi el 80 % asistía más de 3 días a la semana, y más del 40 % ha asistido al club por más de un año”.

Aún así, estos fieles consumidores con descuento no aprovechan su descuento al consumir diariamente en el club de su línea superior en la jerarquía en vez de comprar productos por medio de su propia cuenta mayorista.También pagan y asisten a clases tres veces por semana para aprender a presentar los productos de la empresa y montar las oportunidades de negocio; se someten a pruebas de preparación de batidos; limpian el baño de su Club de Nutrición local; y se paran en la vereda a repartir volantes.

No son clientes minoristas.Son buscadores de oportunidades.

En EE. UU., el Club 100 vende una fantasía financiera, una promesa de que un inmigrante puede invertir unos pocos años de su vida y su dinero ganado con tanto esfuerzo en un negocio que asegurará el futuro de su familia.En efecto, ha sido tomado por un esquema de pirámide.

3 “Sabiendo quela mayoría de nuestros participantes son compradores con descuento, hemos decidido cambiar y simplificar la terminología que usamos para los participantes de nuestra red. A partir de este trimestre, el término que utilizaremos para designar a los participantes cambiará de distribuidor a miembro.” -­‐-­‐ Michael Johnson, 30 de julio de 2013,Q2 2013 llamada sobre ganancias (transcripción sólo está disponible en Inglés)

Videos de Clubes de Nutrición

Sin saber, Herbalife proporcionó evidencias de la importancia del Club 100 al publicar un video que presenta los Clubes de Nutrición exitosos [2]:

A medida que el distribuidor avanza en el programa de certificación de Club 100, se lo va reconociendo en eventos suntuosos, como este llevado a cabo en Houston, fomentando la creencia de que está en camino a lograr el éxito financiero [3]:

Giras de presentación, como esta en Venezuela, convierten a distribuidores y alistados potenciales en clientes que pagan para aquellos que ya están en el negocio [4]:

El Club 100 tienta a personas de EE. UU. y Latinoamérica con estos engañosos programas de “capacitación” que prometen un camino directo al equipo presidencial de Herbalife:

 

 

[1] El formulario se descargó del sitio web de Planclub100.com antes de que el sitio se cerrara en diciembre

[2] El video apareció originalmente aquí: http://www.youtube.com/watch?v=djCbizgRhz4

La versión anterior está editada. Fue modificada para realzar la evidencia de materiales del Club 100 visibles en Clubes de Nutrición y la implicación de operadores de clubes en Club 100.

[3] El video es la versión editada del siguiente: http://www.youtube.com/watch?v=j_ru4YSjuQc

El video original se publicó en la página de Facebook de “Plan Club 100 Houston”:

https://www.facebook.com/pages/Plan-Club-100-Houston-Aguilas/102880009800718

La música es original; el video fue acortado.

[4] Este video se creó a partir de dos videos publicados en línea. La música es parte de los videos originales.

http://www.youtube.com/watch?v=WVG-4lF2sno

http://www.youtube.com/watch?v=ebsG8BdWZ6E